viernes, 20 de enero de 2017

EL ENIGMA TRUMP



¿Será quizá para un importante sector postergado de ciudadanos norteamericanos un voto contra las consecuencias del neoliberalismo, como le escuché decir a la ex embajadora en los Estados Unidos Cecilia Naom? Es una lectura posible e interesante para profundizar. 
Sin dudas Trump es disruptivo para el sistema al menos en la previa. Quizá luego muestre una cierta adaptación. Lo cierto es que es un enigma. Sería prudente desconfiar de las demonizaciones que sobre ciertos candidatos construyen los medios hegemónicos de acá y de allá. Ciertamente Trump no tuvo el apoyo de los grandes medios y la candidata apoyada por el complejo de bancos de Wall Street y el complejo militar industrial era Hillary. Al parecer, los poderes fácticos norteamericanos no confían en Trump. 
Es claro que en términos políticos y culturales no representa Trump una opción progresista. Cabe preguntar si había una opción progresista con posibilides de ganar la elección, porque claramente no puede catalogarse de progresista a una Hillary que desde el departamento de estado colaboró e instigó a cuanta intervención militar y golpe de estado se perpetuó en el mundo. 
Y en una mirada desde acá y al haber escuchado declaraciones económicas de Trump pareciera ser menos neoliberal que Hillary y mas proteccionista. Es decir, un ultraconservador en lo político y un proteccionista no liberal en lo económico. ¿Era Trump la peor opción? Quizá lo sea para quienes sueñan con emigrar a EEUU. ¿Y para todos los demas? ¿Era la peor opción para el ciudadano norteamericano que busca empleo o para el quee tieene un trabajo mal pago? ¿Era la peor opción un tipo que declara que con el se terminará el intervencionismo norteamericano en el resto del mundo; que dice basta de financiar guerras absurdas con el dinero de los impuestos de los norteamericanos? Tump exige profundizar en las preguntas y salir de la comodidad de progresismo bien pensante.
Para los habitantes del ex cordón industrial norteamericano (Detroit, Michigan, etc.) que vio cerrar amiles de fabricas y convertirse a las ciudades en pueblos fantasmas, obligados a emigrar y sumidos en el desempleo y la marginalidad, Trump represente una esperanza. El hombre prometió ocuparse de manera prioritaria de los ciudadanos norteamericanos. Se verá si está a la altura. ¿Pero no es esa acaso la obligación de todo jefe de estado?